Ama de casa o trabajo fuera del hogar

ama de casaEn una conversación de amigas mientras toman el café, escuché que el trabajo de ama de casa es el más noble y el menos retribuido, comentó una mujer dedicada al hogar, detallando que es un trabajo de servicio, que requiere de conocimientos de administración de recursos financieros y humanos, de pedagogía, psicología, arte culinario, orden y aseo, organización del tiempo, medicina, entre otros….otra mujer por su parte expresa lo orgullosa que se siente de aportar a su hogar a través del trabajo que desempeña fuera de él, agregando que esto la hace sentir productiva, que la saca de la rutina de la casa, dice que es de gran beneficio para tener su vida ocupada, es independiente económicamente y además administra su hogar y su maternidad apoyándose en una niñera, el colegio, el esposo y la persona que realiza las tareas domésticas.

Afirmar cual de las dos posiciones es la mejor es completamente absurdo pues en ambas posiciones hay verdades y como en todo desventajas y ventajas, lo importante en este artículo es analizar que es lo conveniente para ud.

La primera recomendación es que esto sea un acuerdo con su pareja,  si su realidad económica le permite quedarse en casa y realizar todas las actividades del hogar y que hacerlo sea satisfactorio para ud pues es una misión realmente grandiosa, dese la oportunidad de hacerlo por vocación y amor y jamás por imposición.

Si es madre soltera o con su pareja acuerdan que es necesario el ingreso que ud trae a casa o que su realización personal incluye una actividad laboral remunerada, entonces la recomendación es que establezca puntos de apoyo de confianza, involucre a sus pareja en las compras  y pagos para que esto no absorba más de su tiempo (incluso pueden hacerlo juntos le fin de semana), involucrarse ambos en el cuido, juego con los hijos, actividades escolares, etc; contrate a una buena niñera, alguien que garantice el buen cuido de sus hijos, que lleve muy bien sus rutinas, apóyese en alguien que realice un trabajo doméstico uno o dos días a la semana de forma que mantenga la casa en buenas condiciones y tareas arduas de la casa, no quiten tiempo del poco que dispone para dedicarlo a su familia, si sus hijos ya pueden colaborar en casa involúcrelos

Lo más importante es sentirse feliz con la decisión que se tome, idealmente un trabajo de medio tiempo para las mujeres o uno que pueda realizar desde la casa podría ser una combinación perfecta entre ser ama de casa y emplearse fuera del hogar, que por supuesto depende de la realidad económica de la familia y de acceso a oportunidades laborales, sin embargo sea cual sea la decisión que ud tome, no importando el trabajo que decida realizar, le sugerimos tomar en cuenta lo siguiente: Priorice: Dios, ud, la familia y el trabajo.

Si ud trabaja en su relación con el ser supremo o espiritual, habrá paz en su corazón, si ud se atiende a si misma (lee, aprende, se relaciona, se arregla, rie)  atenderá muy bien a los suyos, si dedica a su familia, no se distraerá en actividades que la alejen de los suyos y si por último está el trabajo en su lista, jamás por lavar, planchar, cocinar hacer un informe, vender, atender un cliente etc ud abandonará su verdadera misión, no es malo dedicar tiempo a todas estas áreas lo inconveniente es no hacerlo en el orden adecuado.