Porqué los niños deben aprender a perdonar

El impacto negativo que tiene los sentimientos de aversión y de culpa en el nivel de estrés y en la salud física es muy alto. Cada vez que nos enfrentamos a un caso de ansiedad, amargura, enojo, frustración, entre otros, generalmente tiene que ver con heridas profundas que de alguna manera se quedaron en la conciencia como un punto ciego que está allí y siempre aparecen de forma sutil en las decisiones que se toman, las relaciones que se establezcan y la forma de vida que se elija.

Nuestros niños están expuestos desde muy temprana edad a situaciones que lastiman su ser, como por ejemplo: el abandono, el abuso y el  maltrato,  son situaciones graves y sus heridas pueden tardar muchos años en sanar. Pero también hay otras situaciones en su día a día que pueden afectarlo, por ejemplo una promesa no cumplida, una salida cancelada, una discusión con un hermano o compañeros de clases, etc. cada una de estas situaciones es nuestra mejor oportunidad para mostrarle como poner límites y perdonar acciones que nos han ofendido.

No se trata de ser permisivo, los niños deben tener claro las situaciones que pueden permitir y las que no,  si ocasionalmente ocurre alguna, como por ejemplo, que alguien lo lastimó jugando, debe aprender a no tomar venganza.

Para muchos niños y niñas es común vivir situaciones de “bulling” entre hermanos y compañeros de clases, siendo esta una conducta agresiva, ellos deben aprender a no permitirla pero jamás debe agredir a su agresor como una forma de “desquitarse”: nuestros niños deben aprender a soltar, esos significa no quedarse con aquellas cosas que lo ofendieron, muéstrele como deben expresar lo que siente ante eventos que no les agrada. Ejemplo: “no me gusta que me digas gordo” esto ayudará a que el otro comprenda que es una situación ofensiva y al no continuarla no se volverá un evento desagradable que marque su personalidad por el resto de su vida.

Cada vez que ud le falle, discúlpese con él y cada vez que él o ella ofenda a alguien o falle, debe aprender a disculparse inmediatamente, muéstrele que perdonar es una decisión muy valiente que le permite continuar su vida o su juego siendo una persona feliz.